Archivos de la categoría Pincharrata

Palabra del Doctor

A partir del increíble partido de ayer entre el Barcelona y el Paris Saint-Germain, veo que muchos medios están recordando “remontadas” históricas del fútbol. Como el blog es servicio, les mando un ayudamemoria de algunos partidos épicos:

  1. Estudiantes – Platense, 3 de agosto de 1967 en el estadio de Boca por la semifinal del Torneo Metropolitano. Estudiantes perdía 3-1 y jugaba con 10 jugadores desde los 30′ del primer tiempo, pero hace tres goles en 15 minutos y con el 4 – 3 se abre camino hacia el primer campeonato de su historia rompiendo la hegemonía de los llamados “grandes”.
  2. Estudiantes – Gremio, 8 de julio de 1983 por la semifinal de la Copa Libertadores. Perdía 3 – 1 y con 4 (cuatro) jugadores menos (expulsados Ponce, Trobbiani, Camino y Tévez) empata 3 a 3.
  3. Estudiantes – Sporting Cristal, 21 de febrero de 2006 por la Copa Libertadores. Luego de perder el primer tiempo por 3 – 0, gana el partido por 4 – 3 con goles de Calderón, Pavone y Lugüercio.

Hasta que no termina, no termina. Palabra del Doctor.

“No quiero que La Plata sea Rosario”

63–Siempre fuiste muy respetuoso de Gimnasia. ¿Qué te mueve a serlo?
–Tiene que ser parte de la convivencia nuestra. La categoría 75 se junta a jugar los clásicos. Si nos ponemos a cargar, no ayuda a la convivencia en la ciudad. Y te digo la verdad: no quiero que La Plata sea Rosario. Quiero salir y comer en un restaurante por más que el dueño sea hincha de Gimnasia. Y acá puedo hacerlo. Por supuesto que no falta alguien que te dice algo, pero son los menos. Y hay que mantenerlo así. El respeto es recíproco. Lo que nos pasa a nosotros, y no sé si en Rosario pasa, es que nos mezclamos mucho los hinchas de Estudiantes con los de Gimnasia en las familias, en los grupos de amigos. Si no mantenés el respeto, no podés vivir.

Juan Sebastián Verón, reportaje de la revista Animals, julio 2011, pág 10.

Ya habrá revancha, querido Pincha*

Para el resto del mundo, este partido estaba de más: sólo se necesitaba para conocer cuántos serían los goles de los catalanes, disfrutar con su técnica y aplaudir la premiación.

En la Argentina, en cambio, todos sabían que el resultado no estaba puesto. Lo sabían los hinchas de otros equipos: aún está fresca en la memoria aquella persecución implacable al poderoso Boca en 2006 y el partido final, en una saga épica que no encuentra semejanzas en nuestra historia futbolera.
Sigue leyendo Ya habrá revancha, querido Pincha*

La insoportable estupidez de los relatores

El fútbol para todos no tiene, seamos justos, toda la culpa. Cuando era la empresa la que transmitía los partidos me pasaba lo mismo. La diferencia es que ahora veo muchos más partidos y por ende la irritación crece de manera proporcional.

¿Habrá relatores y comentaristas de fútbol que no equivoquen los nombres de los jugadores todos el tiempo (y edifiquen sesudos análisis hablando de protagonistas que no eran), declamen con pretendida profundidad obviedades o estupideces, se contradigan a cada minuto, tan pronto cambia la suerte del partido o tan sólo la posesión de la pelota, naveguen entre la falta de profesionalidad y la burrada?

Parece que no. Por eso abogo porque las transmisiones de los partidos de fútbol se hagan sólo con sonido ambiente. Porque poner en “mudo” la tele, si bien permite gambetear al relator de turno y a su cómplice, el comentarista, también silencia el ir y venir de las hinchadas, los gritos de los jugadores, el clima del partido.

En fin. Sólo eso. No costaría nada.

De vuelta de vacaciones

Luego de unas semanas de vacaciones, paseando por algunos de los maravillosos lagos de la patagonia (en particular, los lagos Huechulafquen y Traful), vuelvo a la rutina, al trabajo y a la tarea de actualizar, cada tanto, este blog con notas que, vaya sorpresa, se leen mucho más que lo que uno espera.

La primer nota de unas cuantas que tendrán que ver con las vacaciones será dedicada a dos maravillas: las propias vacaciones, como es natural, y la euforia pincharrata.
Sigue leyendo De vuelta de vacaciones

Campeones

El 21 de febrero de este año, Estudiantes de La Plata fue el afortunado protagonista de un partido por la Copa Libertadores de América, en el que, luego de estar 0-3 abajo en el marcador contra el peruano Sporting Cristal, terminó 4-3 con un segundo tiempo que ratificó el espíritu copero del equipo pincharrata.

Al día siguiente de aquella noche épica, escribí, recordando un resultado similar en el año 1967 contra Platense que abrió la puerta a una carrera deportiva inigualable: “Si es el inicio de una nueva gesta, sólo el tiempo lo dirá”.

Pues bien, el tiempo ha comenzado a hablar: Estudiantes de La Plata se ha consagrado Campeón del Torneo Apertura de Primera División en un final de campeonato que será recordado largamente por propios y extraños.
Sigue leyendo Campeones

Siete a cero

Borges imaginó, en uno de sus tantos escritos sobre el tema, un cielo y un infierno idénticos: la contemplación infinita de una imagen que será “para los réprobos, Infierno, para los elegidos, Paraíso”.

Para nosotros, simples mortales seguidores de un equipo de fútbol, esa noción del cielo y del infierno es tan obvia como conocida. Como sucede cada tanto, este domingo 15 de octubre de 2006, un mismo partido, la misma pelota tocando tantas veces las cuerdas de la misma red, ha sido paraíso para unos, cruel averno para otros.
Sigue leyendo Siete a cero

Mística

Hasta el 3 de agosto de 1967, Estudiantes de La Plata era un equipo de fútbol más. Tenía, como todos, sus viejos héroes y una módica historia: una delantera famosa cuyos integrantes eran apodados “los profesores”, artilleros famosos como el Payo Pellegrina y el Beto Infante, un arquero célebre como Ogando, y no mucho más. La ciudad de La Plata era mucho más provinciana que ahora y los pincharratas, apenas un equipo chico del interior.
Sigue leyendo Mística

Rutina futbolera

No hay nada más caprichoso que un hincha de fútbol.

Incluso la condición de ser hincha de uno u otro equipo es en sí misma un capricho: de haber nacido un par de cuadras más allá, haber tenido otros compañeros en los primeros años de la escuela o simplemente un padre o tío o quien fuere que haya asumido su rol de evangelizador, de otro equipo, y hoy los colores que se nos antojan los más queridos quizás merecerían nuestro desprecio.
Sigue leyendo Rutina futbolera

Viaje en el tiempo

Con esto del centenario de Club Estudiantes de La Plata, el diario El Día ha reimpreso los ejemplares de aquellas jornadas coperas de los años ’68 al ’70, ya sea las portadas o incluso el ejemplar completo en el caso del correspondiente al 17 de octubre de 1968, edición que anunciaba el triunfo pincharrata en Old Trafford consagrándose Campeón Intercontinental.

Más allá del festejo albirrojo, resulta muy interesante pegarle una ojeada a estos documentos y transportarse a esa época turbulenta, romántica y en muchos casos, cruel. Las cosas que más me llamaron la atención:
Sigue leyendo Viaje en el tiempo