¿Qué son las señales de humo?

Todos los días entra alguien a este rincón de la web pensando que aquí encontrará la respuesta a esa pregunta. Y, no tengo dudas, se va decepcionado.

Intentaré corregir esa falta: las señales de humo han sido un medio de comunicación a distancia utilizado por distintas culturas. Aunque las películas del oeste han identificado a los nativos norteamericanos con esta tecnología, lo cierto es que en China también se utilizaba para comunicarse entre las torres de la Gran Muralla. Más al sur, los yaganes prendían grandes fogatas humeantes para avisar el avistamiento de una ballena varada en la playa u otras novedades de importancia… quizás como la cercanía de grandes buques extraños y quizás por ello deba su nombre la Tierra del Fuego, bautizada de esa manera por los exploradores europeos.

Se supone que de la forma, color e intensidad de la columna de humo dependía el contenido del mensaje. Estas características se podían modificar mediante el agregado de hierbas a la fogata o la utilización de mantas para generar nubes intermitentes más o menos densas.

Parece un medio rudimentario, primitivo y poco preciso, sin embargo se utiliza hoy para comunicar noticias a millones de personas: el humo negro que sale de un chimenea en Roma indica “no hay acuerdo” mientras que el humo blanco que sale de esa misma chimenea indica que “se ha elegido un nuevo Papa”.

Este blog se llama “señales de humo” porque la tecnología cambia pero los deseos son siempre los mismos: que alguien en la próxima pero lejana colina sepa descifrar estos torpes mensajes.

8 comentarios en “¿Qué son las señales de humo?

  1. las senales de homo las usaban nuestras abuelas en el campo cuado no tenian que cocinar y de la casa no salia humo los vecinos les davan alguna ayuda en toda parte preparavan la comida con lena y asi no tenia que pedir y quedava el orgullo inctato

  2. Son todos un poco de bobos vale lean y aprendan
    A pesar de que la utilización de fogatas para enviar mensajes se ha convertido en uno de los símbolos de los pieles rojas, no parece que realmente fuera una fórmula de comunicación demasiado utilizada por las tribus. La razón es que las nubes de humo podían ser atisbadas desde varios kilómetros de distancia y era posible que el enemigo descifrara su significado. Por eso, se utilizaban exclusivamente para transmitir ideas precisas y urgentes, como la victoria o derrota en una batalla o para avisar de que un enemigo se encontraba al acecho.

    Cuenta el escritor indio William Camus que el proceso comenzaba con la elección de una colina que fuera suficientemente elevada. Allí se preparaba un fuego utilizando generalmente leña húmeda, que producía un humo de mayor densidad. Mientras dos nativos sostenían una manta tensada sobre las llamas, un tercer hombre llamado “el que conserva el secreto de las señales” iba agregando diferentes clases de hierbas que proporcionaban el tipo de humo deseado. Primero dejaban elevarse una recta y densa humareda blanca que indicaba que el mensaje comenzaba. A partir de ahí se intercalaban globos humeantes de distintos tamaños, separados por espacios perfectamente calculados. La cadencia y el grosor de estos aros, así como el color del humo emitido poseían un sentido preciso. Por ejemplo, una humareda blanca significaba victoria, felicidad o paz, mientras que, entre los sioux, las nubes negras indicaban desgracia o derrota.

    señales de humo

    Las señales de humo son aquellas que se utilizan para la comunicacion entre áreas vastas y despobladas y que se hacen mediante hogueras. Aunque solían ser más usadas en la antigüedad, estas señales podían comunicar mensajes complejos y codificados de antemano entre atalayas o puestos de vigilancia para avisar de avistamientos enemigos o de cualquier otro asunto.
    Se hicieron famosas gracias a su representación en las películas del oeste utilizándolas los pioneros en este tipo de comunicación, los indios de Norteamérica.

    A pesar de que la utilización de fogatas para enviar mensajes se ha convertido en uno de los símbolos de los pieles rojas, no parece que realmente fuera una fórmula de comunicación demasiado utilizada por las tribus. La razón es que las nubes de humo podían ser atisbadas desde varios kilómetros de distancia y era posible que el enemigo descifrara su significado. Por eso, se utilizaban exclusivamente para transmitir ideas precisas y urgentes, como la victoria o derrota en una batalla o para avisar de que un enemigo se encontraba al acecho.

    Cuenta el escritor indio William Camus que el proceso comenzaba con la elección de una colina que fuera suficientemente elevada. Allí se preparaba un fuego utilizando generalmente leña húmeda, que producía un humo de mayor densidad. Mientras dos nativos sostenían una manta tensada sobre las llamas, un tercer hombre llamado “el que conserva el secreto de las señales” iba agregando diferentes clases de hierbas que proporcionaban el tipo de humo deseado. Primero dejaban elevarse una recta y densa humareda blanca que indicaba que el mensaje comenzaba. A partir de ahí se intercalaban globos humeantes de distintos tamaños, separados por espacios perfectamente calculados. La cadencia y el grosor de estos aros, así como el color del humo emitido poseían un sentido preciso. Por ejemplo, una humareda blanca significaba victoria, felicidad o paz, mientras que, entre los sioux, las nubes negras indicaban desgracia o derrota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>