Alarde de sinceridad

Sam Bulte
Durante muchos años lo hicieron a escondidas: por ejemplo, las sucesivas reformas “Mickey Mouse” a la legislación norteamericana, llamadas así debido a que cada vez que el ratoncito estaba por entrar en el dominio público una modificación legislativa le regalaba años de gracia a la Walt Disney Co., eran el resultado de gestiones con toda seguridad importantes pero siempre discretas.

Ahora la industria y los legisladores han perdido toda timidez: San Bulte, miembro del congreso canadiense y en medio de un escándalo por recibir el apoyo de los lobbies empresarios a favor del endurecimiento de las leyes del copyright, dice con toda franqueza: “¿Como se supone que debo conseguir dinero? Esta gente me sostiene económicamente por mi postura con respecto al copyright, estoy siendo completamente transparente”?.

Más sobre este tema en El blog de Enrique Dans y en Mangas Verdes.

Un comentario en “Alarde de sinceridad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *